2011-01-24

¡sólo lo sabía yo!

Hacía calor. Salí de casa y subí a lo alto de la montaña. La noche era muy oscura. De pronto, una pequeña luz surcó fugazmente el espacio, y luego otra y muchas más. Parecían fuegos artificiales... ¡pero eran cometas! No me lo podía creer en ese momento. Estaba sola, es decir, ¡era la única persona que había visto! Me baje del monte hasta que muy cansada llegé a mi coserío; mis gallinas dormidas... ¡¡mis animales dormidos!! sobre todo mis padres por fin se habían dormido. Tenía que mandar esas cometas al otro lado por que si no... (pense) ejem... ¡estábamos en peligro! (deje de pensar) había que hacer algo en dos dias, solo en dos. Me fui a la cama, pero no pude dormir pensando que podía hacer. Al día siguinte, a las 5 de la mañana, con mi caballo Popi. Habia pasado algo por que ya no se veían ni las cometas por el telesccopio ni tanpoco por los prismaticos. ¡ya no había peligro! Volbi a casa y bañe a mi caballo y todo seguia como sienpre todos muy felizes ¡¡y mas yo!!

3 comentarios:

  1. eva asko gustatu zait segi orrela

    ResponderEliminar
  2. Ondo dago kontatua eta ideia orijinala da.
    Bestalde, argzkia ere jarri diozu eta horrek istorioari gatz pixka bat ematen diozu. Bi akats dituzu ,mesedez, begiratu eta zuzendu.

    ResponderEliminar